26 julio 2010

Mar nocturno


Hoy fuimos a la playa en la tarde y mientras nos bañábamos el sol se ocultaba bajo el mar.

De vez en cuando, me daba por flotar boca arriba y no ver otra cosa que una bóveda azul y perfecta.

A nuestras espaldas apareció una luna grande y amarilla, cubierta de la bruma de una tarde lluviosa y enmarcada en un cielo azul brillante.

Cuando salimos del mar, el cielo ya se había pintado de estrellas y apenas podíamos ver nuestros pasos en la arena.

Me pregunto si algún día volveremos a encontrarnos con una noche de mar como esta.

8 comentarios:

  1. Ing. Laura5:35 p.m.

    vaya que me da gusto en ser la primera en comentarte en este post, simplemente...perfecto, usas las palabras de un modo que me encanta y claro tambien te agradezco el hecho de agregarme... besos desde el estado de mexico... :)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:01 p.m.

    woow, eso suena muuy lindo, me transportaste hasta ahí y eso que en mi ciudad ni mar hay. Que envidia, me refiero al mar que tuvo el placer de tú compañía, ya quisiera yo. Me gusta mucho como escribes. Saludos desde Cd Juárez Chih.!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:11 a.m.

    Hola, Chu.
    Paprika-saludos.

    ResponderEliminar
  4. De eso se trata la vida mi chumy... De poder apreciar las grandes cosas que nos regala la naturaleza y llenarnos de su belleza y sencillez. Ademas son Gratis!!!
    Sabes que te quiero muchísimo
    Atte:
    Jill

    ResponderEliminar
  5. :) dice el mundo que gracias por apreciarlo y ojalá te hayan gustado sus sopresitas jajaja... Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Claudia H.4:16 p.m.

    Tienes tanta sensibilidad que a veces ves cosas que otras personas no podemos ver.
    Te adoro Chu!

    Clau.

    ResponderEliminar
  7. Desde hace rato te sigo pero es la primera vez que comento: me encantan tus meditaciones a la orilla de una playa.

    Mi blog:

    http://polvodelsoconusco.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. ¿Pero de qué está hecho tu pecho, apertrechado?
    ¿Tu corazón trasnochado de sombras, de mares agrestes?

    ResponderEliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer