27 noviembre 2012

Cuando tenía 14 años me gustaba una chava, así que llegaba de la escuela y le llamaba. Platicábamos mil cosas, pero había algo que yo quería decirle. Nunca reunía el valor para soltarlo, pero seguía llamándole todos los días. Hasta que un día no logré recordar qué era lo que le quería decir.  

4 comentarios:

  1. te dejó de gustar, supongo que fue eso...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:57 a.m.

    Chuminis perdona la pregunta.. Por qué la publicidad en tus blogs?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pluggins de Blogger a veces incluyen publicidad, por ser de uso gratuito.

      Eliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer