16 febrero 2011

Anécdotas de mi abuelita

Estoy saliendo de una comida familiar donde me tocó oír que mi abuelita era sonámbula cuando era niña. Se levantaba a media noche, porque había quedado de llevar mangos a la escuela. Y así dormida se iba al jardín y se trepaba para al árbol para bajarlos.

También me contaron que de joven le encantaba ver llegar los barcos noruegos, se subía a ellos para practicar su inglés y conseguía cigarros que metía en el vestido de su prima más flaca para que no las cacharan.

Me encanta escuchar anécdotas sobre mi abuelita.

1 comentario:

  1. Las historias de abuelos son los mejores..

    Yo nunca me canso de escuchar la misma historia de cuàndo los abuelos de mi abue tenìan su tienda, cuàndo mi abuelo conquisto a mi abuela, cuàndo vivieron en diferentes ciudades del paìs, de cuàndo nacieron mis tìos y mi mamà, de cuàndo nacimos nosotros, ... sin duda alguna; son historias q contarè cuàndo sea vieja..

    ResponderEliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer