10 abril 2010

Baño onda dimensión desconocida

Veo la típica puerta con la monita de baño de damas. Entro.

Frente a mí, una pared de cristal esmerilado de piso a techo. A mis espaldas, puertas naranjas, de piso a techo.

El cristal no tenía absolutamente ninguna ranura, manija o similar. Las puertas naranjas estaban cerradas con seguro.

Miré a uno y otro lado, encogí los hombros y salí de ahí.

1 comentario:

  1. Anónimo4:15 p.m.

    eres fascinante...chuminis...cual es tu nombre real?

    ResponderEliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer