23 agosto 2009

Cuando voy a una boda



Cuando voy a una boda, siento
un hueco a lo largo de mi brazo.

Cuando voy a una boda, siento como si a mis manos les faltara algo.

Cuando voy a una boda, siento un asiento vacío junto a mí.

Cuando voy a una boda, siento deseos de reservar todos mis bailes.

Cuando voy a una boda, me duele mi mujer en todo el cuerpo.

8 comentarios:

  1. Hola, paseando por estos rumbos me econtré y enamoré de tu blog.
    Saludos linda.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ke tal, buenas tardes... Me gusto lo ke escribes, es breve perr con tantaaaaa profundidad....

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:29 p.m.

    Ahhh que bonito, el amorrr

    Straw

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:38 a.m.

    Siempre tan buena escribiendo =)
    Saludos Chumis.
    At. ya sabes.

    ResponderEliminar
  5. Doña Chumina, eso es relativamente fácil de resolver: cásese usted lo antes posible con Ro... jejeje, saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Y si se casan... ps inviten a la boda no?

    ResponderEliminar
  7. Bodas mkela eso de las bodas no se me dan pero bueno si te casas pos invita, yo coopero con algo
    Besos alevosos...

    ResponderEliminar
  8. es añoranza no crees!?!? aaaay el amor qué bonitooooo. felicidades x tu blog!!!

    ResponderEliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer