29 enero 2009

Rol hasta la playa


Ayer en la noche pasé por la Goma para ir a dar un rol, subí la música a todo volumen para disfrutarla. La reté a no hablar en todo el camino. Las dos teníamos muchas cosas en qué pensar.

¿La 60? Mmm, muy fea. ¿Prolongación? Hay semáforos. ¿Periférico? Igual está muy traficado.

Tomé la carretera a Progreso y me seguí de largo. La suave oscuridad en cuatro carriles me hinoptizó. Pensé que en algún momento iba a tomar un retorno y regresar a Mérida, pero el deseo de seguir hasta la playa fue demasiado grande.

Llegamos a Progreso, estacioné el coche en el malecón y se acabó el pacto de silencio. Inmediatamente me quité los tennis y los calcetines. La cosa era llegar inmediatamente a la playa y sentir la arena en los pies, pero las marquesitas y los esquites nos distrajeron un momento.

- ¿Puede aplastar mi marquesita para que quede doradita?
- Se le va a salir la cajeta...

Tuve que aguantarme la risa para no incomodar a la vendedora de marquesitas.

Disfrutamos de la textura de la arena, como algo que se extraña de hace tiempo, caminábamos como si tuviéramos algún lugar a donde ir, mientras la Goma me contaba una historia plagada de interrupciones en forma de pequeñas anécdotas.

Palm llamó para preguntar donde estábamos.

- ¿Qué hacen ahí?
- Nada, dando el rol... fue algo espontáneo, la Chumis es así.

Le contamos por teléfono de unos sujetos que pasaron en bicicletas pimpeadas con todo y stereo, presumiendo el reggaetón.

- ¿Van a estar un rato más ahí? Las alcanzo.

Me encanta que Palm sea tan jaladora, aunque llegue tarde, aunque sea buga. Se le perdona porque sabemos que llegará con su sonrisa, dirá alguna cosa que nos mate de risa, hará alguna de sus caras y la pasaremos mejor.

Cenamos unos tacos y empezamos a platicar del puente que viene y a hacer planes. En un dos por tres ya teníamos armada una fiesta.

- Ustedes dos van a ser mi perdición, lo estoy viendo...

Regresamos a Mérida después de la medianoche. Se supone que era un rol, pero fue mucho mejor que eso.

6 comentarios:

  1. No cabe duda que las cosas no planeadas salen mucho mejor!!.. Me recordaste mis viejos tiempos, ya me hace falta espontaneidad, me estoy haciendo aburrrida!!!.. Debo hacer algo al respecto!!!

    ResponderEliminar
  2. the best rol ever!
    tenia mucho que una persona no jalaba conmigo, mucho menos dos.
    Aunque Palm se perdió la plática playera, la verdad fué genial salir del airesito fresa de Mérida y echarnos a caminar sin rumbo.
    las adoro putas!

    ResponderEliminar
  3. SIIIIIIIIIIII ME LA PERDÍ!! ):

    pero no se que haría sin ustedes mis lenchitas consentidas...

    La cena y la chela, fue lo mejor... en el momento preciso.. una escapada con amigas a la playa.

    Graciasss.. las adorooo. Que como esta sean muchas muchas

    ResponderEliminar
  4. Lloro de la emocion que las dos hayan escrito... Prometo postear uno.. las quierooo

    ResponderEliminar
  5. Aaaaayyyy, la Palmerita que escribe cosas tan bonitas sobre nosotras, te adooooroooo!!

    Me encantó tu post:
    http://palm007.blogspot.com/2009/01/la-inoportuna-speaking.html

    ResponderEliminar
  6. thankss tia chuminiguini!... mejorare la ortografÍa... y gracias a ti mi vocabulario a ido en aumento

    ResponderEliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer