05 septiembre 2008

Ya llegó

A la hora de la comida me lo entregaron, subí a mi cuarto, me encerré, destrocé el paquete con emoción y contemplé mi nuevo juguetito sexual.

Es bello, es lindo, no es tan grande, ni tan chico... es perfecto. Hasta vino con una muestra gratis de lubricante jajaajaja en caso de emergencia.

Quiero esperar a estar bien ganosa, para disfrutarlo como se debe.

14 comentarios:

  1. Anónimo6:06 p.m.

    Jajaja bien ganosa?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:08 p.m.

    Para que un juguete si eres lo que las mujeres quieren?

    ResponderEliminar
  3. Para ir entrenando en lo que vuelvo a la acción ;)

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajajaja.
    Tu franqueza me deja perpleja. una postdata: no caigas en el juego de las provocaciones... y no lo empieces, vale? disfruta lo que tengas qué, jeje.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja que quede claro, la provocación es para que entre conmigo en "acción"...

    ResponderEliminar
  6. Chumina!
    Cuando fue el día de la lencha?
    ¡Qué tal regalo que te trajeron por ser buena lencha! xD

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja sí, salió muy bueno, me ayudó a dormir muuuuy bien el otro día ;)

    ResponderEliminar
  8. chumiiiiis
    necesitamos reporte de cuando ese dia llegue

    ResponderEliminar
  9. Y la imagen? Para comprar uno no?

    ResponderEliminar
  10. Drinckie:

    Uuuh no, imagen no, pero si quieren les paso la página web, al menos yo ya vi que es compra segura y que tiene buen surtido.

    zonaerotica.com

    Gomita:

    El reporte te lo debo porque soy bien ranchera ;)

    ResponderEliminar
  11. Ya no vayas a quitar la chamba, te explicó parte de mi trabajo es calificar vibradores y lubricantes.

    ResponderEliminar
  12. Pues a ver cuándo nos vas dando tus recomendaciones ;)

    ResponderEliminar
  13. Les voy hacer un manual de operación, limpieza y sanitización, cumpliendo con los parámetros de calidad y satisfacción al cliente.

    ResponderEliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer