13 febrero 2008

Qué cosa tan rara

Acabo de ir al Oxxo y mientras estaba escogiendo algo para mitigar mi antojo, oí una voz aporreadona, algo ranchera y no sé porqué empecé a sentir una sensación de incomodidad. 

Voltée a ver y ahí estaba el "Tom Cruise de los pobres", como lo llamaba una amiga, el chavo que me gustaba en la secundaria, cuando todavía creía que era buga. Aunque bueno, ahora que lo pienso, "gustar" es un decir, a todas les gustaba el tipo y aunque era guapo, era mamón y como que me caía mal. 

Está alto, está prácticamente igualito, es más, sigue con el mismo corte de pelo, sólo que en lugar de dos cejas tiene una sola. 

Qué cosa tan rara voltear a ver y encontrarse con el pasado tan abruptamente. A mi mente y a mi cuerpo volvió la enorme sensación de inseguridad de una puberta acomplejada. Lo único que quise fue salir de ahí corriendo. 

2 comentarios:

  1. asi pasa con los platonicos de la pubertad
    hasta la fecha se me cae el calzón cuando veo a tavo..

    ResponderEliminar
  2. Cada que leo cosas como esta, que también a mi me pasaron. Me atrevo a decir que a gran parte de la comunidad lesbica, eso de "me gustaba ese chico".... ja ja ja, ahora me da risa pero creo que envidio a quien salio del closet años atras que yo, la cantidad de conociemientos que deben de tener 8D

    Como sea, saludos... de poco a poco nos vamos encontrando.

    Lencha y figura hasta la sepultura.

    ResponderEliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer