09 septiembre 2006

Cuestión de orgullo

Ayer mi jefe vio mi bolsa y me dijo: ¿Qué es ésto? Está rechingón. La agarró, la vio, la usó como arma y hasta se la colgó para caminar con ella... en pocas palabras le encantó. Y con mi bolsa anterior fue lo mismo.

Cuando estaba la secundaria, me corté el pelo de honguito y todos los chavos del salón querían tener el pelo así.

Confieso que hace tiempo entré a una tienda y me compré unas playeras de hombre. Y aunque playeras son playeras y no hay nada que indique su masculinidad, cuando los chavos me las ven puestas siempre me dicen: ¡Qué padre playera!

Últimamente voy caminando y de repente me veo en algún reflejo y pienso: Ay, mira nomás cómo caminas, estás de lo más alesbianada.

Y se supone que todo ésto debería preocuparme, pero al contrario, siento que cada vez soy más yo.

Y si un chavo me halaga, qué otra cosa puedo hacer que sentirme orgullosa por mi buen gusto.


7 comentarios:

  1. Hombre atrapada en el cuerpo de una mujer?

    ResponderEliminar
  2. Jajajajjajajjajajajajjajajjajajaja

    No, paso!

    Me gusta ser mujer, solo que mis gustos son un poko ambiguos... komo los de kualquier lesbiana.

    ResponderEliminar
  3. seguramente ha de estar muy padre tu bolsa y tu deves tener muy buen gusto por que los hombres no se fijan en esas cosas

    ResponderEliminar
  4. Ay Gaby que linda, gracias :D

    ResponderEliminar
  5. hola norma. lei un cuento tuyo sobre kurt cobain en los resultados de un concurso de una revista en monterrey. me interesa publicarlo en una revista de imagen, literatura y rocanrol de sonora. como la ves?

    ResponderEliminar
  6. Guau, qué padre!

    Lástima que no soy Norma, lástima que no he escrito un cuento de Kurt Cobain y lástima que no lo he publicado.

    ResponderEliminar
  7. Asesina_Serial8:44 p.m.

    Norma? Norma Lazo?


    Norma Lazo rules

    ResponderEliminar

Dime lo que sientes, dímelo otra vez ♪ Déjame escucharte, déjame creer